Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info

Vanidad


Se considera que la vanidad de una persona es una estimación excesiva (sobreestimación) de su persona, de sus capacidades, de su aspecto o de otros atributos que le hacen creer excesivamente en sus propias capacidades o en su atractivo para los demás. Tal vez esta sea la razón por la que cierto mueble de dormitorio se llama "tocador", porque tiene un espejo y se centra en la persona que se mira en él.

La Biblia tiene mucho que decir sobre la vanidad. La vanidad es un vacío o inutilidad de las cosas y Salomón escribió más sobre la vanidad que cualquier otro autor de la Biblia y más aún en el Eclesiastés, donde la vanidad se menciona 32 de las 35 veces en la Biblia. Un ejemplo de la inutilidad o vanidad de las riquezas es cuando "un hombre al que Dios le da riquezas, posesiones y honores, de modo que no le falta nada de todo lo que desea, pero Dios no le da poder para disfrutar de ellos, sino que un extraño disfruta de ellos. Esto es vanidad; es un mal grave" (Ecl 6,2) porque "a veces una persona que se ha esforzado con sabiduría y conocimiento y habilidad debe dejar todo para que lo disfrute alguien que no se esforzó por ello. Esto también es vanidad y un gran mal" (Ecl 2,21).

En Eclesiastés 6:3-4 con respecto a la vida de un hombre, "los días de sus años son muchos, pero su alma no está satisfecha con los bienes de la vida, y tampoco tiene sepultura, digo que un niño nacido muerto está mejor que él. Porque viene en la vanidad y se va en las tinieblas, y en las tinieblas se cubre su nombre" y así Salomón escribió "Odié la vida, porque lo que se hace bajo el sol me resultaba penoso, pues todo es vanidad y afán de viento" (Ecl 2,17) ya que "Lo que le sucede al necio me sucederá también a mí. ¿Por qué, pues, he sido tan sabio? Y dije en mi corazón que también esto es vanidad" (Ecl 2,15) y "He visto todo lo que se hace bajo el sol, y he aquí que todo es vanidad y afán de viento" (Ecl 1,14). El salmista vio la misma brevedad de la vida y escribió "¡Recuerda qué corto es mi tiempo! Para qué vanidad has creado a todos los hijos del hombre" (Salmo 89:47).

Si estás viviendo una vida fuera de la fe en Cristo, entonces tu vida es toda una vanidad también. Pasará y no servirá de nada más allá de la tumba. Serás juzgado por todo lo que has hecho en esta vida y sin la sangre de Cristo, tendrás que pagar por tus propios pecados después de la muerte. Para otros que se han arrepentido y han confiado en Cristo, nada se hace en vano como escribió Pablo "para los que aman a Dios todas las cosas cooperan para bien, para los que son llamados según su propósito" (Rom 8:28).


Versículos de Vanidad


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de vanidad:

1 Samuel 12:21 No os apartéis en pos de vanidades que no aprovechan ni libran, porque son vanidades.

Salmos 31:6 Aborrezco a los que esperan en vanidades ilusorias; Mas yo en Jehová he esperado.

Salmos 119:37 Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; Avívame en tu camino.

Proverbios 13:11 Las riquezas de vanidad disminuirán; Pero el que recoge con mano laboriosa las aumenta.

Eclesiastés 2:11 Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas; y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol.


Palabras relacionadas


Significado Bíblico de Reconciliación
Reconciliación
Significado Bíblico de Proselito
Proselito
Significado Bíblico de Pentecostés
Pentecostés

← Valeria
Verónica →


Deja tu comentario