Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



Dominio propio Significado Bíblico



El término "dominio propio" aparece en varias versiones de la Biblia y se refiere a una de las frutas del Espíritu Santo, mencionada por el apóstol Pablo en Gálatas 5:22-23. En este pasaje, Pablo lista las cualidades que evidencian la presencia del Espíritu en la vida de un creyente, y el dominio propio es una de ellas. Pero, ¿qué significa exactamente dominio propio en el contexto bíblico?

Para entender el significado de dominio propio en la Biblia, es útil analizar la etimología de la palabra. En griego, la palabra traducida como "dominio propio" es ἐγκράτεια (enkrateia), que significa "autocontrol" o "templanza". Esta palabra se deriva de ἐγκρατής (enkratés), que significa "fuerte en el autocontrol" o "dominante".

En el contexto bíblico, el dominio propio se refiere a la capacidad de controlar los propios pensamientos, emociones y acciones, en lugar de ser controlado por ellos. El dominio propio es una cualidad que se desarrolla en respuesta a la obra del Espíritu Santo en la vida de un creyente y se manifiesta en diferentes áreas de la vida.

Por ejemplo, el dominio propio se aplica a la sexualidad, como se menciona en 1 Corintios 7:9: "Pero si no pueden controlarse, que se casen, porque es mejor casarse que arder". Aquí, Pablo está diciendo que el autocontrol es esencial en el área de la sexualidad, y que el matrimonio es una forma legítima de ejercer ese control.

El dominio propio también se aplica a la ira, como se menciona en Efesios 4:26-27: "Enojarse, pero no pecar; no se ponga el sol sobre su enojo, ni dé lugar al diablo". Aquí, Pablo está diciendo que es natural sentir enojo, pero que es importante controlarlo para evitar el pecado y no permitir que la ira abra la puerta a influencias malignas.

Otra área en la que el dominio propio se aplica es en la alimentación y el consumo de alcohol. En 1 Corintios 9:27, Pablo dice: "Pero golpeo mi cuerpo y lo someto, no sea que después de haber predicado a otros, yo mismo sea descalificado". Aquí, Pablo está diciendo que se ejerce el autocontrol en lo que se come y se bebe, para evitar caer en tentaciones y mantener la integridad como predicador del evangelio.

En resumen, el dominio propio es una cualidad que se desarrolla en respuesta a la obra del Espíritu Santo en la vida de un creyente y se manifiesta en diferentes áreas de la vida. Se refiere a la capacidad de controlar los propios pensamientos, emociones y acciones, en lugar de ser controlado por ellos. El dominio propio es esencial para vivir una vida cristiana equilibrada y victoriosa, y es una muestra de la presencia del Espíritu Santo en la vida de un creyente.

Última actualización: 13 mayo, 2023


Versículos de Dominio propio


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de dominio propio:

Hechos 24:25 Pero al disertar Pablo acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó, y dijo: Ahora vete; pero cuando tenga oportunidad te llamaré.

2 Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

2 Pedro 1:6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;



Deja tu comentario


Conceptos relacionados


Significado Bíblico de Doble ánimo
Doble ánimo
Significado Bíblico de Atar y desatar
Atar y desatar
Significado Bíblico de INRI
INRI

← Culto racional
Flor de almendro →




Diccionariobiblico.org 2024 ©
Política de Privacidad | Contacto