Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



Meditación Significado Bíblico



La meditación es un término que se encuentra presente en la Biblia y que tiene un significado muy profundo. En su sentido más básico, la meditación se refiere a la práctica de enfocar y concentrar la mente en un pensamiento, palabra o concepto específico. Sin embargo, en el contexto bíblico, la meditación adquiere un significado aún más profundo y trascendental.

La palabra "meditación" tiene su origen en el término hebreo "hagah", que significa "rumiar" o "murmurar". Esta palabra se utiliza en la Biblia para describir la acción de reflexionar y ponderar sobre la Palabra de Dios. La meditación bíblica implica no solo leer y estudiar las Escrituras, sino también interiorizarlas y hacerlas parte de nuestra vida cotidiana.

La meditación bíblica nos invita a sumergirnos en la Palabra de Dios de manera consciente y deliberada. Nos anima a reflexionar sobre sus enseñanzas, sus promesas y sus mandamientos. A través de la meditación, podemos profundizar nuestra relación con Dios y crecer espiritualmente.

En la Biblia, encontramos varias referencias a la meditación y su importancia. En el Salmo 1:2, se nos dice que el hombre bendito "medita día y noche en la ley del Señor". Esto significa que la meditación constante en la Palabra de Dios nos lleva a experimentar bendiciones y prosperidad en nuestra vida espiritual.

En el Salmo 119:15, el salmista declara: "En tus estatutos meditaré; consideraré tus caminos". Aquí vemos cómo la meditación nos ayuda a comprender y obedecer los mandamientos de Dios. Al meditar en la Palabra, somos guiados por el Espíritu Santo y capacitados para vivir una vida que honra y agrada a Dios.

La meditación también nos ayuda a renovar nuestra mente y a transformar nuestra manera de pensar. En Romanos 12:2, se nos exhorta a "no conformarnos a este mundo, sino transformarnos por medio de la renovación de nuestro entendimiento". La meditación en la Palabra de Dios nos permite renovar nuestra mente y alinear nuestros pensamientos con los de Dios.

En resumen, la meditación bíblica es mucho más que simplemente leer las Escrituras. Es un proceso activo y consciente de reflexionar, ponderar y interiorizar la Palabra de Dios. A través de la meditación, podemos experimentar una comunión más profunda con Dios, crecer espiritualmente y transformar nuestra manera de pensar. Que cada uno de nosotros seamos diligentes en meditar en la Palabra de Dios y en aplicarla a nuestras vidas.

Última actualización: 12 octubre, 2023


Versículos de Meditación


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de meditación:

Salmos 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.

Salmos 39:3 Se enardeció mi corazón dentro de mí; En mi meditación se encendió fuego, Y así proferí con mi lengua:

Salmos 77:1 Meditación sobre los hechos poderosos de DiosAl músico principal; para Jedutún. Salmo de Asaf. Con mi voz clamé a Dios, A Dios clamé, y él me escuchará.

Salmos 104:34 Dulce será mi meditación en él; Yo me regocijaré en Jehová.

Salmos 119:97 Mem ¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.

Salmos 119:99 Más que todos mis enseñadores he entendido, Porque tus testimonios son mi meditación.



Deja tu comentario


Palabras relacionadas


Significado Bíblico de Acercar
Acercar
Significado Bíblico de Bocín
Bocín
Significado Bíblico de Exilio
Exilio

Palabras relacionadas


Significado Bíblico de Arreciar
Arreciar
Significado Bíblico de Corazón
Corazón
Significado Bíblico de Útil
Útil

← Mazo
Mecer →




Diccionariobiblico.org 2024 ©
Política de Privacidad | Contacto