Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



Piedras preciosas Significado Bíblico



Las piedras preciosas han sido utilizadas desde tiempos antiguos para adornar joyas y objetos de valor. En la Biblia, estas gemas tienen un significado especial y simbolizan diferentes aspectos de la fe cristiana. En este artículo, exploraremos el significado bíblico de algunas de las piedras preciosas más comunes.

Origen y etimología de las piedras preciosas en la Biblia

El término "piedras preciosas" aparece en la Biblia en varios pasajes, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. En hebreo, la palabra utilizada para referirse a las gemas es "eben", mientras que en griego se utiliza la palabra "lithos".

En el Antiguo Testamento, las piedras preciosas eran utilizadas en la construcción del Templo de Jerusalén y en la vestimenta de los sacerdotes. En el Nuevo Testamento, las piedras preciosas son mencionadas en el libro del Apocalipsis como parte de la descripción de la Nueva Jerusalén.

Las piedras preciosas mencionadas en la Biblia eran muy valoradas en la época, y se creía que tenían propiedades curativas y energéticas. También se les atribuía un valor simbólico y espiritual.

Las piedras preciosas en la Biblia

El diamante

El diamante no es mencionado específicamente en la Biblia, pero se cree que la palabra "carbunclo" utilizada en algunos pasajes se refiere a esta gema. En la Biblia, el carbunclo simboliza la pureza y la transparencia.

El rubí

El rubí es mencionado en la Biblia como una de las gemas utilizadas en la construcción del Templo de Jerusalén. En el libro de Proverbios, el rubí es comparado con la sabiduría y la virtud.

La esmeralda

La esmeralda también es mencionada en la Biblia como una de las gemas utilizadas en el Templo de Jerusalén. En el libro del Apocalipsis, la esmeralda es una de las piedras que forman parte de la base de la Nueva Jerusalén.

El zafiro

El zafiro es mencionado en la Biblia en varios pasajes, y simboliza la lealtad y la fidelidad. En el libro de Job, el zafiro es comparado con la sabiduría y la comprensión.

La amatista

La amatista es mencionada en la Biblia como una de las piedras que forman parte del pectoral del sumo sacerdote. En la antigüedad, se creía que la amatista tenía poderes curativos y era capaz de proteger contra el envenenamiento.

La turquesa

La turquesa no es mencionada específicamente en la Biblia, pero se cree que la palabra "carbunclo verde" utilizada en algunos pasajes se refiere a esta gema. En la antigüedad, se creía que la turquesa tenía poderes protectores y era capaz de atraer la buena suerte.

Conclusión

En la Biblia, las piedras preciosas tienen un valor simbólico y espiritual, y se utilizan para representar diferentes aspectos de la fe cristiana. Aunque algunas de las gemas mencionadas en la Biblia ya no se consideran piedras preciosas en la actualidad, su significado y su importancia sigue siendo relevante para muchos creyentes.

Última actualización: 13 mayo, 2023


Versículos de Piedras preciosas


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de piedras preciosas:

1 Crónicas 20:2 Y tomó David la corona de encima de la cabeza del rey de Rabá, y la halló de peso de un talento de oro, y había en ella piedras preciosas; y fue puesta sobre la cabeza de David. Además de esto sacó de la ciudad muy grande botín.

1 Crónicas 29:2 Yo con todas mis fuerzas he preparado para la casa de mi Dios, oro para las cosas de oro, plata para las cosas de plata, bronce para las de bronce, hierro para las de hierro, y madera para las de madera; y piedras de ónice, piedras preciosas, piedras negras, piedras de diversos colores, y toda clase de piedras preciosas, y piedras de mármol en abundancia.

1 Crónicas 29:8 Y todo el que tenía piedras preciosas las dio para el tesoro de la casa de Jehová, en mano de Jehiel gersonita.

2 Crónicas 9:1 La reina de Sabá visita a Salomón(1 R. 10.1-13) Oyendo la reina de Sabá la fama de Salomón, vino a Jerusalén con un séquito muy grande, con camellos cargados de especias aromáticas, oro en abundancia, y piedras preciosas, para probar a Salomón con preguntas difíciles. Y luego que vino a Salomón, habló con él todo lo que en su corazón tenía.

Proverbios 3:15 Más preciosa es que las piedras preciosas; Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella.

Proverbios 8:11 Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; Y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella.

Proverbios 20:15 Hay oro y multitud de piedras preciosas; Mas los labios prudentes son joya preciosa.

Proverbios 31:10 Elogio de la mujer virtuosa Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

Ezequiel 26:12 Y robarán tus riquezas y saquearán tus mercaderías; arruinarán tus muros, y tus casas preciosas destruirán; y pondrán tus piedras y tu madera y tu polvo en medio de las aguas.

Daniel 11:38 Mas honrará en su lugar al dios de las fortalezas, dios que sus padres no conocieron; lo honrará con oro y plata, con piedras preciosas y con cosas de gran precio.



Deja tu comentario


← Oro de ofir
Punta de lanza →




Diccionariobiblico.org 2024 ©
Política de Privacidad | Contacto