Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



Hijo del hombre Significado Bíblico



El término "hijo del hombre" es uno de los conceptos más intrigantes y significativos en la Biblia. Aparece en numerosos pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento, y su significado y origen han sido objeto de debate entre estudiosos y teólogos a lo largo de los siglos.

El término "hijo del hombre" se deriva de la expresión aramea "bar nasha", que literalmente significa "hijo de hombre". Es importante destacar que en el idioma arameo, que era el idioma comúnmente hablado en la época de Jesús, el plural de "bar nasha" se traduce como "hijos de hombres". Sin embargo, en la mayoría de los casos en la Biblia, se utiliza en singular para referirse a una figura específica.

El uso de "hijo del hombre" en la Biblia tiene múltiples significados y connotaciones. En primer lugar, se utiliza para enfatizar la humanidad de una persona. Al llamar a alguien "hijo del hombre", se está destacando su condición de ser humano, su naturaleza terrenal y su conexión con el resto de la humanidad. Este uso se puede encontrar en pasajes como Salmos 8:4, donde se dice: "¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él, y el hijo del hombre para que lo visites?".

Además, "hijo del hombre" también se utiliza en la Biblia como un título mesiánico o divino. En el libro de Daniel, por ejemplo, se menciona al "hijo del hombre" como una figura celestial que recibe autoridad y reino de parte de Dios. Este uso se puede ver en Daniel 7:13-14, donde se dice: "Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido".

En el contexto del Nuevo Testamento, Jesús se refiere a sí mismo como "hijo del hombre" en varias ocasiones. Este título se utiliza para describir su papel como el Mesías y como el Hijo de Dios encarnado. Jesús utiliza esta expresión para identificarse con la humanidad y para revelar su verdadera identidad divina. Un ejemplo de esto se encuentra en Mateo 16:13-16, donde Jesús pregunta a sus discípulos: "¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?" y Pedro responde: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente".

En resumen, el término "hijo del hombre" en la Biblia tiene un significado multifacético. Por un lado, enfatiza la humanidad de una persona y su conexión con el resto de la humanidad. Por otro lado, también se utiliza como un título mesiánico y divino, que revela la verdadera identidad de Jesús como el Mesías y el Hijo de Dios encarnado. El estudio y la comprensión de esta frase nos permite profundizar en el significado y la importancia de la figura de Jesús en el contexto bíblico.

Última actualización: 03 julio, 2023


Versículos de Hijo del hombre


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de hijo del hombre:

Éxodo 39:7 y las puso sobre las hombreras del efod, por piedras memoriales para los hijos de Israel, como Jehová lo había mandado a Moisés.

Levítico 16:21 y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto.

Números 5:6 Di a los hijos de Israel: El hombre o la mujer que cometiere alguno de todos los pecados con que los hombres prevarican contra Jehová y delinquen,

Deuteronomio 25:5 Cuando hermanos habitaren juntos, y muriere alguno de ellos, y no tuviere hijo, la mujer del muerto no se casará fuera con hombre extraño; su cuñado se llegará a ella, y la tomará por su mujer, y hará con ella parentesco.

Deuteronomio 28:54 El hombre tierno en medio de ti, y el muy delicado, mirará con malos ojos a su hermano, y a la mujer de su seno, y al resto de sus hijos que le quedaren;

Jueces 8:10 Y Zeba y Zalmuna estaban en Carcor, y con ellos su ejército como de quince mil hombres, todos los que habían quedado de todo el ejército de los hijos del oriente; pues habían caído ciento veinte mil hombres que sacaban espada.

Jueces 19:16 Y he aquí un hombre viejo que venía de su trabajo del campo al anochecer, el cual era del monte de Efraín, y moraba como forastero en Gabaa; pero los moradores de aquel lugar eran hijos de Benjamín.

Jueces 20:35 Y derrotó Jehová a Benjamín delante de Israel; y mataron los hijos de Israel aquel día a veinticinco mil cien hombres de Benjamín, todos los cuales sacaban espada.

2 Samuel 10:6 Y viendo los hijos de Amón que se habían hecho odiosos a David, enviaron los hijos de Amón y tomaron a sueldo a los sirios de Bet-rehob y a los sirios de Soba, veinte mil hombres de a pie, del rey de Maaca mil hombres, y de Is-tob doce mil hombres.

2 Samuel 16:8 Jehová te ha dado el pago de toda la sangre de la casa de Saúl, en lugar del cual tú has reinado, y Jehová ha entregado el reino en mano de tu hijo Absalón; y hete aquí sorprendido en tu maldad, porque eres hombre sanguinario.



Deja tu comentario


← Grito de guerra
Hora nona →




Diccionariobiblico.org 2024 ©
Política de Privacidad | Contacto