Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



Deja vu Significado Bíblico



El deja vu es un fenómeno que ha intrigado a las personas durante mucho tiempo. Es esa sensación de haber experimentado algo antes, incluso cuando sabemos que es imposible. Pero, ¿qué significa el deja vu en la Biblia? ¿Existe alguna referencia a este fenómeno en las Sagradas Escrituras?

Para comprender el significado bíblico del deja vu, es importante explorar su etimología y origen. La frase "deja vu" proviene del francés y se traduce literalmente como "ya visto". Este término fue acuñado por el psicólogo francés Émile Boirac en el siglo XIX, quien utilizó esta expresión para describir la sensación de familiaridad que experimentan algunas personas al enfrentarse a situaciones nuevas.

Aunque el deja vu no se menciona directamente en la Biblia, podemos encontrar referencias indirectas a este fenómeno en varios pasajes. Uno de ellos es el relato del profeta Isaías, en el cual Dios habla a través de él y dice: "Yo soy el primero y yo soy el último; fuera de mí no hay Dios" (Isaías 44:6). Esta afirmación de la eternidad de Dios podría asociarse con la sensación de familiaridad que experimentamos en el deja vu, ya que sugiere que todo ha sido visto y experimentado por Dios antes.

Otro pasaje bíblico que podría relacionarse con el deja vu es el libro de Eclesiastés. En este libro, el sabio Salomón reflexiona sobre la naturaleza cíclica de la vida y cómo todo lo que ha sucedido antes volverá a suceder. En Eclesiastés 1:9, Salomón dice: "No hay nada nuevo bajo el sol". Esta afirmación podría interpretarse como una posible explicación del deja vu, ya que sugiere que las experiencias que sentimos como familiares ya han ocurrido en el pasado.

Si analizamos la doctrina de la providencia divina, que sostiene que Dios controla todas las cosas y que todo ocurre según su plan, podemos encontrar otra conexión con el deja vu. La idea de que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros implica que nuestras vidas están predestinadas, lo que podría explicar por qué experimentamos la sensación de haber vivido algo antes.

En resumen, aunque el deja vu no se menciona directamente en la Biblia, podemos encontrar referencias indirectas a este fenómeno en varios pasajes. La familiaridad y la sensación de que todo ha sido visto y experimentado antes podrían estar relacionadas con la idea de la eternidad de Dios y su control sobre todas las cosas. Además, la naturaleza cíclica de la vida y la doctrina de la providencia divina también podrían proporcionar explicaciones sobre el deja vu. En última instancia, el significado bíblico del deja vu nos invita a reflexionar sobre la grandeza y el misterio de Dios.

Última actualización: 03 julio, 2023


Versículos de Deja vu


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de deja vu:

Éxodo 4:21 Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo.

Éxodo 10:10 Y él les dijo: ¡Así sea Jehová con vosotros! ¿Cómo os voy a dejar ir a vosotros y a vuestros niños? ¡Mirad cómo el mal está delante de vuestro rostro!

Éxodo 12:23 Porque Jehová pasará hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará Jehová aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir.

Levítico 23:22 Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.

1 Samuel 17:15 Pero David había ido y vuelto, dejando a Saúl, para apacentar las ovejas de su padre en Belén.

2 Samuel 19:30 Y Mefi-boset dijo al rey: Deja que él las tome todas, pues que mi señor el rey ha vuelto en paz a su casa.

1 Reyes 19:20 Entonces dejando él los bueyes, vino corriendo en pos de Elías, y dijo: Te ruego que me dejes besar a mi padre y a mi madre, y luego te seguiré. Y él le dijo: Ve, vuelve; ¿qué te he hecho yo?

Salmos 104:29 Escondes tu rostro, se turban; Les quitas el hálito, dejan de ser, Y vuelven al polvo.

Isaías 10:3 ¿Y qué haréis en el día del castigo? ¿A quién os acogeréis para que os ayude, cuando venga de lejos el asolamiento? ¿En dónde dejaréis vuestra gloria?

Isaías 65:15 Y dejaréis vuestro nombre por maldición a mis escogidos, y Jehová el Señor te matará, y a sus siervos llamará por otro nombre.



Deja tu comentario


← Cuerpo de Cristo
Designio de Dios →




Diccionariobiblico.org 2024 ©
Política de Privacidad | Contacto