Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



Maltrato Significado Bíblico



El significado bíblico de la palabra maltrato se encuentra arraigado en las Escrituras Sagradas, donde se aborda tanto el acto físico como el emocional de causar daño o sufrimiento a otra persona. La etimología de la palabra tiene sus raíces en el latín vulgar "maltractare", que significa tratar mal o maltratar. Sin embargo, su peso semántico en el contexto bíblico va más allá de la simple acción de infligir dolor.

En la Biblia, el maltrato se menciona en diversas ocasiones, revelando la preocupación divina por el bienestar de sus hijos y la condena de cualquier forma de violencia. Uno de los pasajes más destacados que aborda este tema se encuentra en el Antiguo Testamento, en el Libro de Proverbios. En Proverbios 16:29, se advierte claramente: "El hombre violento tienta a su prójimo y le hace errar por mal camino". Este versículo destaca la conexión intrínseca entre la violencia y la desviación moral.

El maltrato, según la Biblia, no se limita únicamente a la agresión física, sino que también abarca las palabras hirientes y las acciones malintencionadas. En el Libro de Santiago 3:8-10, se expresa de manera contundente la dualidad de la lengua humana: "pero ningún hombre puede domar la lengua. Es un mal que no puede ser refrenado, está lleno de veneno mortal. Con ella bendecimos al Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios".

La etimología de "maltrato" refleja su conexión con el mal y la acción perjudicial. La palabra "mal" deriva del latín "malus", que significa malo o malévolo, mientras que "trato" proviene del verbo latino "tractare", que se traduce como manejar o tratar. Así, la unión de estas dos palabras resalta la idea de manejar o tratar a alguien de manera malévola o perjudicial.

En el contexto bíblico, el maltrato se opone directamente a los principios de amor, compasión y justicia enseñados por Jesús. En el Libro de Mateo 22:39, Jesús establece el segundo gran mandamiento: "Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo". Este mandato refuerza la importancia de tratar a los demás con amor y respeto, alejándose así de cualquier forma de maltrato.

El maltrato en la Biblia no solo se relaciona con las acciones hacia los demás, sino también con el trato hacia uno mismo. El cuerpo es considerado el templo del Espíritu Santo, como se expone en el Libro de 1 Corintios 6:19-20: "¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios". Este pasaje enfatiza la importancia de cuidar y respetar el propio cuerpo, evitando cualquier forma de maltrato hacia uno mismo.

En conclusión, el significado bíblico de la palabra "maltrato" abarca tanto las acciones hacia los demás como el trato hacia uno mismo. La Biblia condena cualquier forma de violencia, ya sea física o verbal, y promueve el amor, la compasión y el respeto como principios fundamentales para una vida en armonía con los designios divinos.

Última actualización: 03 febrero, 2024


Versículos de Maltrato


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de maltrato:

Hechos 7:19 Este rey, usando de astucia con nuestro pueblo, maltrató a nuestros padres, a fin de que expusiesen a la muerte a sus niños, para que no se propagasen.


Deja tu comentario


Palabras relacionadas


Significado Bíblico de Aspersión
Aspersión
Significado Bíblico de Reprender
Reprender
Significado Bíblico de Dureza
Dureza

Palabras relacionadas


Significado Bíblico de Duda
Duda
Significado Bíblico de Añil
Añil
Significado Bíblico de Conmoción
Conmoción

← Maligno
Mamón →




Diccionariobiblico.org 2024 ©
Política de Privacidad | Contacto