Diccionario bíblico
Diccionario Bíblico
Significado bíblico, etimología y origen



En pos de mí Significado Bíblico



El término "En pos de mí" tiene un significado bíblico profundo y relevante en el contexto de la Biblia. Esta frase se encuentra en varios pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento, y su etimología y origen se remontan a las enseñanzas de Jesús y sus discípulos.

La expresión "En pos de mí" se deriva del griego "ὀπίσω μου" (opisō mou), que se traduce literalmente como "detrás de mí". Esta frase aparece en varios pasajes bíblicos, como en Mateo 16:24 donde Jesús dice: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame".

El concepto de "En pos de mí" implica un llamado a seguir a Jesús y a vivir de acuerdo con sus enseñanzas y ejemplo. Significa abandonar nuestros propios deseos y voluntad para someternos a la voluntad de Dios y seguir a Jesús como nuestro Señor y Salvador.

En la Biblia, el llamado a seguir a Jesús se presenta como una invitación a una relación personal con Él. Jesús dice en Juan 10:27: "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen". Este pasaje muestra que seguir a Jesús implica escuchar su voz, conocerlo íntimamente y obedecer sus mandamientos.

Además, el concepto de "En pos de mí" está estrechamente relacionado con el tema de la negación de uno mismo. Jesús enseñó que para seguirlo, debemos negar nuestras propias ambiciones y deseos egoístas. Marcos 8:34-35 dice: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará".

La negación de uno mismo implica renunciar a nuestro egoísmo y buscar la voluntad de Dios en todas las áreas de nuestra vida. Esto implica poner a Dios en primer lugar y buscar su reino y su justicia antes que nuestras propias necesidades y deseos.

En resumen, el término "En pos de mí" tiene un significado bíblico profundo y relevante. Implica seguir a Jesús, escuchar su voz, negarnos a nosotros mismos y buscar la voluntad de Dios en todas las áreas de nuestra vida. Es un llamado a una relación personal con Jesús y a vivir de acuerdo con sus enseñanzas y ejemplo. Sigamos este llamado y vivamos una vida en pos de Él.

Última actualización: 03 febrero, 2024


Versículos de En pos de mí


Hemos encontrado los siguientes pasajes que hablan de en pos de mí:

Génesis 24:8 Y si la mujer no quisiere venir en pos de ti, serás libre de este mi juramento; solamente que no vuelvas allá a mi hijo.

Génesis 24:60 Y bendijeron a Rebeca, y le dijeron: Hermana nuestra, sé madre de millares de millares, y posean tus descendientes la puerta de sus enemigos.

Génesis 36:43 Magdiel e Iram. Estos fueron los jefes de Edom según sus moradas en la tierra de su posesión. Edom es el mismo Esaú, padre de los edomitas.

Éxodo 33:8 Y sucedía que cuando salía Moisés al tabernáculo, todo el pueblo se levantaba, y cada cual estaba en pie a la puerta de su tienda, y miraban en pos de Moisés, hasta que él entraba en el tabernáculo.

Números 15:39 Y os servirá de franja, para que cuando lo veáis os acordéis de todos los mandamientos de Jehová, para ponerlos por obra; y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales os prostituyáis.

Números 32:11 No verán los varones que subieron de Egipto de veinte años arriba, la tierra que prometí con juramento a Abraham, Isaac y Jacob, por cuanto no fueron perfectos en pos de mí;

Deuteronomio 4:14 A mí también me mandó Jehová en aquel tiempo que os enseñase los estatutos y juicios, para que los pusieseis por obra en la tierra a la cual pasáis a tomar posesión de ella.

Deuteronomio 31:29 Porque yo sé que después de mi muerte, ciertamente os corromperéis y os apartaréis del camino que os he mandado; y que os ha de venir mal en los postreros días, por haber hecho mal ante los ojos de Jehová, enojándole con la obra de vuestras manos.

Josué 22:7 También a la media tribu de Manasés había dado Moisés posesión en Basán; mas a la otra mitad dio Josué heredad entre sus hermanos a este lado del Jordán, al occidente; y también a estos envió Josué a sus tiendas, después de haberlos bendecido.

Jueces 18:1 Micaía y los hombres de Dan En aquellos días no había rey en Israel. Y en aquellos días la tribu de Dan buscaba posesión para sí donde habitar, porque hasta entonces no había tenido posesión entre las tribus de Israel.



Deja tu comentario


← El que habita al abrigo del Altísimo
Encaje del muslo →




Diccionariobiblico.org 2024 ©
Política de Privacidad | Contacto